Proyecto PHES, la fotografía como motor de cambio.

Pongámonos en situación. Hora de la comida, o de la cena, pasan por televisión imágenes de un nuevo bombardeo en Siria, esta vez resulta destruido el ultimo hospital infantil que quedaba en la zona. Seamos realistas, para la mayoría de nosotros, ya anestesiados, es una situación que nos pilla lejana y sin alterarnos, continuamos comiendo, o cenando, como si tal cosa.

Para otra gente esto puede ser un detonante y eso le ocurrió a Estela de Castro en noviembre de 2016. A partir de ahí empieza a movilizarse y nace PHES, Fotografía Española Solidaria, un proyecto que en poco más de un año de vida está consiguiendo llevar esperanza a quien más lo necesita.

Ayer tuvimos el placer de contar en el estudio con Estela a la que acompañaron Hitos Villarroel y Mónica España. La primera ya ha tenido ocasión de acompañar a la fotógrafa getafense en su visita al Proyecto Elea, un campo de refugiados en Atenas situado apenas a unas paradas de metro del centro de la ciudad. Después del viaje a Grecia tocó el turno de visitar Málaga y conocer unas situaciones que, aunque cercanas, no dejan de ser sangrantes y deberían hacernos reflexionar. Gracias a Estela, las personas vulnerables dejan de ser una cifra más de las estadísticas y podemos ponerles cara y sobre todo nombre.

En breve visitarán Serbia y Marruecos y ya sabemos que volverán para contarnos nuevas experiencias y para hacer que sigamos reflexionando. Nos hacen falta personas de esta calidad humana, que nos cuestionen, que nos zarandeen y nos hagan replantearnos el mundo que queremos construir.

Todavía podéis participar en el sorteo de 6 fotografías donadas por los fotógrafos: Colita, Ferrán Freixa, Cristina de Middel, José Manuel Navia, Carlos Pérez Siquier y Javier Vallhonrat. El dinero será destinado para viajar a los diversos puntos geográficos sobre los que trabajan las ONG con las que PHES colaboró en la edición anterior y con aquellas con las que colaborarán durante este 2018. Más información en FHES sorteo solidario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *