Mariana Bolzi. Terapia con Mandalas, una rutina diaria llena de beneficios.


 

“La práctica del mandala es la única terapia que se puede hacer solo” Carl Jung

El comienzo de año viene ligado en muchas ocasiones a cambios en los hábitos de vida, cambios por lo general asociados a la salud. ¿Quién no se ha propuesto dejar de fumar, salir a correr, ir al gimnasio, apuntarse a clases de baile…? Y la salud mental ¿la cuidamos de la misma forma? Prisas, agobios, falta de tiempo… nunca es el momento de comenzar a cuidarla.

Abrimos nuestro último programa hablando con Mariana Bolzi, Terapeuta Holística en Flores de Bach, formación que realizó en la Fundación Bach de Londres y capacitada en Mandalas en la Escuela Argentina de Psicología Humanista.
Durante la charla mantenida con Mariana hemos ido descubriendo qué es y para qué sirve crear y pintar Mandalas, una terapia llena de beneficios con la que, dedicando unos minutos al día, y de forma sencilla y divertida, podemos mejorar notablemente nuestro bienestar.

Cómo afirmaba el psiquiatra Carl Jung, esta terapia se puede realizar fácilmente sin necesidad de orientación, pero sin duda, es mucho más interesante y enriquecedora si la hacemos acompañados de la persona idónea. Este es el caso de los talleres que imparte Mariana Bolzi en el Centro Cívico Alhóndiga, donde mujeres de varias edades comparten experiencias y dedican un espacio semanal al crecimiento personal. Este espacio se complementa con los talleres especiales de Mandalas y Yoga que se celebran el primer sábado de cada mes en el Centro Cívico San Isidro. Aunque estas dos actividades están enfocadas al trabajo con adultos, la terapeuta también colabora con el AMPA del colegio Miguel Hernández con una actividad extraescolar con Mandalas para niños.

Como suele ocurrir en nuestros programas, nos quedamos sin tiempo y con ganas de conocer más sobre estas terapias naturales. Las Flores de Bach y Los Chakras serán protagonistas en una futura ocasión y seguro que estos espacios serán tan interesantes como el dedicado a los Mandalas.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *