Corazones Azules, Patas por el Autismo.

Hay que pasar de la postura de “tenemos que hacer algo” a “vamos a hacer algo”.

Javier Carbonell para Onda vecinal.

Recientemente, se ponía en marcha el proyecto “Corazones Azules, patas por el Autismo”, un proyecto de función terapéutica en niños y niñas con autismo ubicado en el Municipio de Arroyomolinos. Este proyecto ha sido posible a través de la implicación de su Concejalía de Educación y el trabajo y la dedicación de la Oficina de Intervención Asistida con Animales de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la Asociación Perros Azules, la Asociación PROTGD y la Federación Autismo Madrid. En el último programa nos acompañaron dos de sus más importantes representantes, y viejos amigos del programa, Luis Pradillos, Director de la Federación Autismo Madrid, e Israel González, Director de la Oficina de Intervención Asistida con Animales, para hablar sobre el autismo, contarnos en qué consiste este maravilloso proyecto y la labor que hacen aquí sus peludos compañeros de cuatro patas.

Imagen: Oficina de Intervención Asistida con Animales de la URJC

De ellos aprendimos en nuestra entrevista la importancia y el valor de la diferencia y la diversidad, de que el respeto va de la mano con ellas, así como que el Trastorno del Espectro Autista no es algo único e invariable que las personas pueden tener, con unas determinadas características, sino que hay tantos autismos como personas que lo presentan.

Hablamos de lo importante que es dar a conocer a la sociedad ésta realidad, de la que se siguen descubriendo cosas, y la atención que merecen estas personas, así como que aún queda mucho camino que trabajar por todo ello, camino en el que se encuentran implicados, personal, y profesionalmente nuestros invitados.

“El perro es un facilitador”, nos quiere principalmente transmitir Israel cuando habla del trabajo que ejercen estos perros -sí, trabajo, porque es un trabajo para estos animales- en “Corazones Azules, Patas por el Autismo”. El animal, nos cuenta, tiene un papel muy medido aquí, donde forma parte de todo un trabajo terapéutico en el que profesionales como Terapeutas Ocupacionales, Psicólogos, Educadores Sociales y otros, realizan su labor profesional, organizada mediante una metodología y marcando unos objetivos. De este modo los perros, que tienen unas determinadas características, pueden ayudar a la labor terapéutica con estas personas y conseguir resultados maravillosos donde, si no estuvieran, sería un trabajo diferente, pero en ningún caso estos animales actúan por si solos en un proyecto en el que, el rigor para con las personas autistas, los animales, y las condiciones en las que se hace todo es esencial (volumen de los grupos, cada sesión tiene un sentido y una razón determinada), además de explorar un campo en el que hay mucho que aprender también hoy día.

No hizo falta hacer muchas preguntas porque a Luis e Israel se les nota la pasión, y se les escapan las palabras, bien formadas, en el compromiso que tienen para con este proyecto que nació de una llamada donde los dos tenían claro que “había que hacer algo”.


2 comentarios sobre “Corazones Azules, Patas por el Autismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *